¿Qué publicidad o marketing es el más engañoso?7 min read

publicidad o marketing

Luego de leer esto no podrás ser engañado nunca más en tu vida. La pasada oración es un ejemplo evidente de publicidad engañosa. Sin embargo, el marketing está lleno de mentiras no tan obvias. Si no quieres caer en ellas y gastar tu dinero para acabar decepcionado, este post es para ti. Aprende todo lo que debes saber sobre los embustes publicitarios y no te dejes confundir por campañas que los emplean.

¿Qué se conoce como marketing engañoso?

Este es un tipo de publicidad que, como indica su nombre, va destinado a engañar al público. ¿Para qué? Para hacerlo comprar algo, lo cual, a fin de cuentas, es el objetivo de todas las estrategias de marketing.

Por lo general, se lleva a cabo otorgándole características al producto que no se corresponden con la realidad. Muchas veces se basa en algún elemento real, pero exagerado a niveles astronómicos. En otros casos, puede llegar a ser inventado absolutamente todo.

Debido a esto, se han formado organismos reguladores de la publicidad en muchos países. En caso de reconocerse como engañosa cualquier campaña de este tipo, se puede suspender. Incluso, algunas marcas se han visto frente a demandas millonarias. Entre ellas, varias de las más reconocidas en el mundo.

¿En qué medio se encuentra más publicidad falsa?

Existen muchos tipos de marketing. Está el que se hace en físico, con carteles o en las revistas, por ejemplo. También lo hay televisivo, radial y online. Y cada uno de ellos tiene, a su vez, varias tipologías. Por ejemplo, el de internet puede ser email marketing, social media marketing, entre otros.

¿En cuál de todos podemos encontrar la mayor cantidad de mentiras? Es difícil de responder, porque la publicidad engañosa ha estado ligada al marketing desde sus inicios. Claro, esto no quiere decir que todo anuncio publicitario sea de ese tipo. Sin embargo, sí hay un medio donde actualmente se suelen encontrar la mayoría de las mentiras en anuncios. Ese es, por supuesto, internet. Y hay varios motivos por los que esto ocurre.

La primera razón por la que el marketing digital posee una enorme cantidad de mentiras es su masividad. Hay tantos millones de personas repartidas entre tantos sitios que a los vendedores se les hace la boca agua. Cuando hay tanta gente, con distintos niveles culturales además, es casi seguro que alguien terminará cayendo en la trampa.

Otro motivo es la facilidad de uso. Hacer un buen anuncio y ponerlo en un blog especializado puede ser muy difícil. Sin embargo, hacerlo en una red social, por ejemplo, es facilísimo, aunque ni siquiera tenga buena calidad. Asimismo, basta con tener varios correos para hacer email marketing. Hacerlo bien ya es otra cosa.

Y el último elemento, muy relacionado con el anterior, es la libertad. Quizás una revista no le venda espacio de publicidad a cualquiera. Sin embargo, en muchos sitios de internet cualquier persona sí puede colocar sus anuncios sin filtro alguno. Lo pueden hacer hasta de forma gratuita. Las redes sociales son ejemplo de ello.

Estas razones hacen que muchos vendedores sin escrúpulos pululen por la red de redes. Es importante investigar bien cualquier anuncio que veamos en internet antes de gastar dinero. Debes hacerlo sobre todo si parece una oferta demasiado buena para ser verdad.

publicidad o marketing

Tipos de publicidad engañosa

Tras años de existencia y estudio de estos embustes, se ha podido ver cuáles son los métodos más empleados. ¿Quieres conocerlos? Encuéntralos en la siguiente lista:

✔ 1. Demostrar que se ofrece el mejor precio

¿Has encontrado un anuncio de marketing que asegura brindarte el mejor precio del mercado? Es bastante común. Sin embargo, algunos van más allá. Intentan demostrártelo con tablas que muestran cuánto cuestan productos similares en el mercado.

Aquí el engaño puede darse de dos formas. La primera y más extrema es que te den toda la tabla con precios falsos. La otra, que las cifras sean reales, pero no te muestren a las empresas que venden lo mismo más barato.

✔ 2. Esconder costos adicionales

A muchas personas les pasa que compran un plan de telefonía móvil porque se lo vendieron como muy económico. Sin embargo, cuando llega la factura mensual, resulta costar mucho más. ¿Qué ocurre en estos casos? Pues le cobran toda una serie de cargos adicionales que solo aparecen en la letra pequeña del contrato. Es un claro ejemplo de ocultar información valiosa para vender.

✔ 3. El cebo

Una compañía anuncia un producto increíblemente bueno a un precio irresistible. Cuando el cliente corre a comprarlo, misteriosamente ya se agotó. Entonces le ofrecen otros de menor calidad y algunas personas los compran de todos modos. O sea, el producto inicial y ficticio sirvió como carnada para atraer al cliente a la tienda. Una vez ahí, es presa de las famosas capacidades de convencimiento de los vendedores.

✔ 4. Mentiras en imágenes

Este es otro de los engaños más comunes en marketing y casi todos hemos sido víctimas de él. Ocurre cuando ves en fotografías una hamburguesa grande, jugosa, repleta de condimentos. No obstante, cuando la compras, resulta ser una cosa delgada, seca y con una triste hojita de lechuga.

Y no solo ocurre con la comida, también es común en juguetes y otros tipos de productos. Las empresas suelen librarse de demandas advirtiendo, en letras diminutas, que la imagen puede no corresponderse con la realidad.

✔ 5. Supuesta reducción de precios

Ejemplo clásico de engaño en el marketing. Imagina que un producto cuesta cinco dólares y no lo están comprando lo suficiente. El vendedor piensa: “¿qué les gusta a los clientes? Las rebajas”. Entonces, anuncia que ese producto tiene un precio de diez dólares, pero lo está vendiendo en el 50 %. Listo, se asegura ventas mintiendo a sus compradores.

publicidad o marketing

Marcas que han hecho marketing engañoso

No sólo pequeños vendedores inescrupulosos engañan con sus estrategias de marketing. También, a veces, algunas de las marcas más reconocidas del mundo.

Ejemplo de ello es la mundialmente conocida Coca Cola. En 2013, una de sus campañas fue sancionada y retirada del espacio público en México. La razón fue que esta exponía que su bebida contaba con solo 149 calorías. Se hicieron estudios y se demostró que esto era falso.

También la marca de calzado deportivo New Balance recayó en la práctica del marketing engañoso. En varios anuncios aseguró que sus tenis tonificadores para caminar mejoraban la salud y quemaban más calorías. Producto de esto, se enfrentó a una millonaria demanda colectiva en 2011.

En 2012 fue Ferrero, la marca detrás de la sabrosa Nutella, la que se vio envuelta en una demanda. Todo por lanzar anuncios haciendo creer a los niños que ese chocolate era una merienda saludable y desayuno equilibrado. Al final, tuvo que pagar más de tres millones de dólares.

La publicidad o marketing engañoso, entonces, se puede encontrar en cualquier medio, aunque mayoritariamente en internet. Es dañina tanto para las personas como para las marcas, que pierden la confianza de sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *